Produciendo Arandanos

Tucuman Argentina

Arándanos, reducen costos para ser más competitivos

Articulo la gaceta

Los productores tucumanos siguen de cerca la evolución del clima, porque no quieren que, como ocurrió el año pasado, las heladas tardías retrasen la cosecha y dañen las plantaciones.

El agricultor José “Pepe” Jalil es un experimentado productor de arándanos del sur de la provincia, con quien LA GACETA Rural dialogó por vía telefónica sobre el desarrollo que presentan las plantas, las expectativas de producción, los precios externos que tendría la fruta, las ventajas competitivas que tiene Tucumán, la aplicación de las normas Global-Gap y Eurep-Gap, los controles para mitigar los efectos de las bajas temperaturas y sobre la comercialización de la fruta. Reproducimos ese diálogo.

– ¿Cuál es el estado de desarrollo de las plantaciones ?
– Los cultivos están muy bien. Los productores y profesionales cuentan con la experiencia de los años anteriores y, en especial, con el aporte de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la Universidad Nacional de Tucumán que trabaja y acompaña al agricultor en la solución de los problemas sanitarios (fitopatología). Esta es una colaboración invalorable, porque el apoyo de los docentes e investigadores universitarios nos ahorraron muchos dolores de cabeza.
Como en Tucumán implantamos un cultivo perteneciente a zonas muy diferentes a las nuestras, tuvimos que aprender y aprovechar las ventajas que ofrece nuestra zona productiva de Tucumán.

– ¿Qué expectativas productivas tienen para esta campaña?
– Falta que transcurra todo el mes de agosto; en los primeros días de septiembre tendremos buena fruta, en cantidad importantes y en condiciones de ser exportada, y recién evaluaremos.
Pero debemos estar atentos a las bajas temperaturas, porque aprendimos que hay que seguir de cerca la evolución del clima.
En septiembre tendremos mucha fruta, bastante de las variedades primicias, lo que nos permitirá estar en los mercados antes que otros centros de producción.
Habrá una buena producción, pero no sabemos qué precio se pagará en los mercados externos.

– ¿Qué valor internacional puede llegar a tener la fruta?
– Si tenemos una buena producción y saturamos los mercados, tendremos precios deprimidos. Por lo tanto, desde ahora hay que ajustar los costos productivos.
Tucumán tiene una ventaja con su producción “primicia”. En 2007 no nos fue bien porque las fuertes heladas obligaron a retrasar unos 40 días la campaña. A excepción de ese año, en los ciclos anteriores la producción fue muy buena.
Si en los mercados no existe mucha sobrante y si Tucumán tiene una buena producción de primicia, los arandaneros locales obtendremos buenos precios por la fruta.

– ¿Qué importancia tiene certificar los empaques?
– La certificación de nuestro empaque bajo las normas internacionales Global-Gap (ahora bajo las normas británicas BRC) trajo muchos beneficios y progresos, tanto para el cultivo, como para la cultura de trabajo y, en general, para el conjunto de nuestra empresa. Fuimos los primeros, en Sudamérica, en certificar un empaque de arándanos. Actualmente contamos con personal de campo y de empaque, y con técnicos y profesionales bien capacitados, porque hace años que venimos trabajando.

– ¿Es un problema contar con personal calificado?
– Es nuestra finca tenemos personal permanente y técnicos formados desde 2002, cuando iniciamos nuestra plantación. La gente tiene estabilidad y trabaja muy bien, porque aprendió a manejarse con un cultivo diferente, donde es fundamental la mano de obra.
La implementación de las normas internacionales exigió que el personal viviera de otro modo, que cambie -para mejor- sus hábitos de vida y, en especial, tuvo que incorporarlas a su vida diaria.

– ¿Cómo se preparan para enfrentar las bajas temperaturas?
– Las heladas de 2006 las enfrentamos utilizando “dragones”, que son máquinas que tiran aire caliente sobre las plantas. Este método sirve cuando combatimos “heladas cortas” de entre una y dos horas de duración y cuando la temperatura no supera -2ºC.
Con las heladas del año pasado, donde tuvimos (en La Invernada) unos -7ºC de temperatura durante 14 horas, fue imposible hacer algo.
Para esta campaña no preparamos nada especial. Lo que sí hicimos fue instalar “túneles” (invernáculos), que es una experiencia nueva, por lo que observaremos su comportamiento. Siempre estamos evaluando cuál es el sistema que mejor se adapta a nuestros campos.

agosto 9, 2008 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: